Alimentos de Cáñamo

A menudo escuchamos el término “superfood”, este término se utiliza para etiquetar los alimentos que son particularmente ricos en nutrientes y muchas veces lo asociamos a comidas exóticas y demasiado caras para el uso cotidiano, pero no es el caso con el cáñamo, ya que se consigue hoy en día fácilmente en tiendas de dietética y salud y muchos sitios web. A probar este superfood que tiene múltiples usos y aún más beneficios para nuestra salud.

Las semillas del HEMP contienen todos los aminoácidos y ácidos grasos esenciales necesarios para mantener una vida saludable. Ninguna otra planta proporciona proteínas vegetales de forma tan fácilmente digerible o presenta los aceites para la vida en una proporción tan perfecta para la vitalidad y la salud humanas.

Estas semillas contienen los 9 aminoácidos esenciales que nuestro organismo no puede producir. Proporciona minerales: magnesio, fósforo, potasio, azufre. Es una muy buena fuente de manganeso, que precisamente ayuda a metabolizar los ácidos grasos esenciales. Para ser una semilla, contiene bastante zinc, calcio, hierro y vitamina A, además de mucha fibra dietética.

Cómo incorporar proteínas del HEMP a nuestra dieta:

Las semillas de HEMP pueden ser consumidas en distintos formatos; en forma de semillas enteras, peladas, en su forma cruda o también para cocinar y hornear, en forma de aceite, en forma de leche y hasta en cerveza!

Semillas de HEMP peladas: la semilla del HEMP tiene una cáscara muy dura imposible de masticar, es por eso que las venden ya peladas. Pueden añadirse como complemento a cualquier comida del día, desde una ensalada de frutas, hasta un plato más elaborado.

Aceite de HEMP: Su peculiaridad está en ser considerado uno de los aceites más sanos que existe, ya que está compuesto en un 80% de ácidos grasos esenciales.  Es una excelente fuente de Omega 3 y Omega 6 que previene de enfermedades cardiovasculares, reduce el colesterol, la presión sanguínea y ayuda a mejorar los síntomas de artritis.  Se usa como cualquier aceite, por lo que puede ser añadido a ensaladas o a cualquier plato, incluso a postres como galletas o pasteles crudiveganos.

Más allá de la nutrición básica, el aceite de cáñamo puede ayudar a prevenir muchas de las enfermedades degenerativas cada vez más comunes hoy en día, tales como enfermedades del corazón, cáncer, diabetes, artritis, problemas de conducta, el colesterol alto, la esclerosis múltiple, afecciones de la piel, la piel seca y el pelo, pms, esterilidad e incluso la pérdida del cabello.

Harina de HEMP. In fact, this flour is second only to soy, with 33% protein to soy’s slightly bigger 35%. It’s a bit easier to digest than soy, however, because of the way those proteins are structured. It also offers antioxidants, calcium, magnesium, and other healthy goodies like zinc and manganese.

De hecho, esta harina es la segunda a la soja, con 33% de proteína de soja a un poco más grande el 35%. Es un poco más fácil de digerir que la soja, sin embargo, debido a la manera en que esas proteínas son estructurado. También ofrece antioxidantes, calcio, magnesio, y otras golosinas saludables como el zinc y el manganeso.

Leche de HEMP. se puede encontrar en tiendas dietética y salud y sitios especializados. Puede ser usada como sustitutos de la leche de vaca, que es especialmente buena para quienes son alérgicos a ella. Puede ser bebida de una vez como una crema sin lácteos en el café o el té y usada en recetas que requieren leche.

Cerveza de HEMP.  Este tipo de alcohol de cáñamo con infusión se hace en más de una docena de fabricantes de todo el mundo. Las semillas de cáñamo a menudo se tuestan y luego se añaden durante la fermentación de cerveza, vino y otros tipos de alcohol como el ron, brandy o vodka. La cerveza de cáñamo es super nutritiva como fuente de proteínas y omega-3 los 6 ácidos grasos.