El cáñamo es uno de los mejores materiales ecológicos de construcción disponibles: no necesita pesticidas y requiere muy pocos fertilizantes para cultivarse, mejora la calidad del suelo en vez de hacer mella en su fertilidad, debido a su rápido crecimiento y a su naturaleza resiste casi todas las plagas y enfermedades que pueden atacarlo, controla el crecimiento de “mala hierba” y una hectárea de cultivo absorbe hasta 13 toneladas de CO2 y produce alrededor de 7 toneladas de cáñamo que pueden usarse para muchísimos fines (link al Blog o artículo sobre todos los posibles usos del cáñamo) como papel, textiles, combustible, granos y aceite comestibles que son una fuente nutricional inmejorable, cosméticos, barnices, pintura y más.

Una de los más innovadores productos para la construcción es el cáñamo industrial. Esta fibra es utilizada desde la antigüedad para diferentes fines como realizar telas, aceites y combustibles ecológicos incluso materiales de construcción. La fibra de cáñamo es my versátil y se la puede utilizar para muchos usos. La fibra de cáñamo aparece como una alternativa a a diferentes materiales de construcción que no son ambientalmente amigables.

Materiales de Cáñamo:

Hempcrete (concreto de cáñamo)

HempBrick (ladrillo de cáñamo)

Lana de Hemp (aislante)

Panel de Hemp

Barniz (aceite de cáñamo)