El aislamiento es un factor clave dentro de una vivienda. El uso de materiales como el cáñamo da como resultado viviendas con una demanda energética casi nula. Su rápido crecimiento lo hace un recurso renovable . Al utilizarlo como sustituto de otros productos no renovables, nos ofrece una alternativa para reducir el agotamiento de los recursos. Estos materiales no contienen ningún producto tóxico, por lo que también mejoran la calidad ambiental y nuestra salud.

Propiedades:

– Excelente aislamiento térmico. El cáñamo es un material poroso que ocluye el aire dando lugar a una baja conductividad térmica.

– El producto proporciona la amortiguación suficiente para que pierdan energía las ondas sonoras que incidan.

– Buena capacidad de regulación higrométrica sin pérdida de las cualidades aislantes.

– Es un producto transpirable, evitándose la formación de condensaciones en el interior del cerramiento.

– Se adapta perfectamente a las irregularidades del armazón para garantizar un aislamiento de calidad.

– No irritante. Reciclable. Buena resistencia mecánica.

– Estable en el tiempo: Puesto que el cáñamo es una fibra natural que no contiene albúmina, desaparece el riesgo de ser atacado por parásitos, así como de podredumbre

.wool-technical